Aliviar el Estrés Podría Mejorar su Salud

Aliviar el Estrés Podría Mejorar su Salud


¿Se siente estresado?

Aliviar el estrés podría mejorar su salud

Las vacaciones de fin de año, ¿lo llenan de alegría o de preocupaciones sobre qué regalar 
y sobre las reuniones familiares? 

Las vacaciones de verano, ¿lo dejan relajado o le generan preocupación sobre los viajes y 
el dinero? 

Si se siente estresado por cosas que deberían ser divertidas, podría ser hora de reevaluar.



 Tómese unos momentos para aprender cómo el estrés afecta su salud y qué puede hacer para corregirlo.

Todas las personas sienten estrés de vez en cuando. 
El estrés puede aportarle un aumento de energía cuando más lo necesita, como al competir
 en un deporte, trabajar en un proyecto importante o enfrentar una situación peligrosa. 

Las hormonas y otras sustancias químicas que se liberan cuando se está bajo estrés lo 
preparan para la acción. Respira más rápido, el ritmo cardíaco se acelera, aumenta el nivel
 de azúcar en la sangre para darle energía y el cerebro usa más oxígeno al entrar en estado
 de alerta.



Pero si el estrés dura mucho tiempo — enfermedad llamada estrés crónico — esos cambios 
de estar "en alerta" se vuelven más dañinos que útiles. "Claramente, el estrés promueve
 niveles más altos de inflamación, lo que se cree contribuye con muchas enfermedades del 
envejecimiento. 
La inflamación se ha relacionado con enfermedades cardiovasculares, diabetes, artritis, 
debilidad, y una disminución de las funciones", dice la Dra. Janice Kiecolt-Glaser, 
investigadora principal sobre el estrés de la Universidad Estatal de Ohio. 

Ella y otros investigadores descubrieron que el estrés afecta el sistema inmunitario del 
cuerpo, lo que luego debilita su respuesta a las vacunas y dificulta la cicatrización de las 
heridas.



Las investigaciones han establecido un vínculo entre el estrés crónico y los trastornos 
digestivos, los problemas urinarios, los dolores de cabeza, las dificultades para dormir, la 
depresión y la ansiedad.

"Algunos estudios descubrieron que los efectos físicos, emocionales y sociales de una 
enfermedad como el cáncer puede ser estresante para los pacientes, los cuidadores y los 
supervivientes del cáncer de largo plazo", dice la Dra. Paige Green McDonald, experta en 
estrés y biología del cáncer de los NIH (National Institutes of Health)

"Sin embargo, no hay evidencia concluyente de que el estrés cause cáncer o se asocie con 
el tiempo de supervivencia luego de un diagnóstico de cáncer".

Según una encuesta de la Asociación Americana de Psicología realizada en el año 2013, las
 principales causas de estrés en los Estados Unidos son el dinero y la presión relacionada al
 trabajo. 



El estrés también puede aparecer a raíz de cambios importantes en la vida, como la muerte
 de un ser querido, un divorcio, una enfermedad o la pérdida de un empleo.

 El estrés traumático es el resultado de un hecho extremo, como un accidente importante, 
exposición a violencia o un desastre natural como un huracán o una inundación.

Cuidar a una persona con una enfermedad grave, como la demencia o el cáncer, también 
puede ser una fuente de estrés importante. Hace más de una década, los estudios de 
Kiecolt-Glaser y otros mostraron que las exigencias estresantes a las que están expuestos
 los cuidadores pueden llevar a una mala salud, menor respuesta a las vacunas, mayor 
inflamación y a una tasa de muerte un 60% más alta que quienes no cuidan enfermos.



No está claro por qué algunas personas pueden eludir el estrés o recuperarse de él con más
 rapidez que otras. Estas personas resistentes parecerían recuperarse con más facilidad 
luego de situaciones estresantes. 

Estudios recientes con animales sugieren que la resistencia podría depender, al menos en 
parte, de nuestros genes. Pero aprender formas saludables de lidiar con el estrés también 
puede mejorar su resistencia a él.

"Hay muchas maneras diferentes de lidiar con el estrés. Sabemos gracias a muchos estudios
 diferentes que tener relaciones personales cercanas — personas con quienes hablar, con 
quienes compartir los sentimientos — puede ayudar", dice Kiecolt-Glaser. "

Por lo tanto, pasar tiempo con la familia y los amigos para mantener estas relaciones es, tal 
vez, una de las cosas más importantes que usted puede hacer para reducir el estrés".

Desafortunadamente, agrega Kiecolt-Glaser, "cuando estamos estresados tendemos a hacer
 las peores elecciones que no son para nada buenas para nuestra salud".

Por ejemplo, las personas estresadas pueden tender a asilarse y a no buscar apoyo social. 

"El ejercicio es excelente para reducir el estrés. Pero cuando las personas están estresadas,
 el ejercicio se vuelve menos frecuente y atractivo", dice Kiecolt-Glaser. "En vez de mantener
 una dieta saludable — también importante para reducir el estrés — algunas personas que 
están estresadas tienden a comer más rosquillas que vegetales".



Tal vez usted piense que la agitación provocada por el estrés podría ayudar a quemar 
calorías. Sin embargo, la evidencia sugiere que es más probable que ocurra lo contrario. 
Kiecolt-Glaser y sus colegas descubrieron que, en comparación con las personas no 
estresadas, las que sufrían de estrés quemaban menos calorías después de ingerir 
comidas ricas en grasas y que producían más hormona insulina, que aumenta el 
almacenamiento de grasa. 

"Por lo tanto, el estrés podría contribuir al aumento de peso y a la obesidad a través de 
estas rutas biológicas", agrega Kiecolt-Glaser.

Dormir lo suficiente también es clave para la resistencia y el alivio del estrés, si bien el 
estrés en sí mismo puede interferir con el sueño. Para mejorar los hábitos del sueño, 
acuéstese a la misma hora cada noche y levántese a la misma hora cada mañana; limite el 
uso de dispositivos electrónicos que emitan luz como computadoras y teléfonos inteligentes 
antes de irse a la cama. 

La luz puede reducir la producción de una hormona natural del sueño llamada melatonina, 
que luego dificulta conciliar el sueño.



Más allá de las recomendaciones sobre ejercicio, dieta saludable, contactos sociales y 
dormir lo suficiente, Green-McDonald dice que "los estudios también mostraron que la 
técnica mindfulness (atención plena: atención centrada en las propias emociones) y otras 
prácticas de meditación pueden aliviar el estrés de manera efectiva".

"Mindfulness significa ser consciente de sus experiencias y estar atento a ellas. 
Sin importar lo que estemos haciendo, siempre podemos hacernos tiempo para prestar 
atención a nuestra respiración y a nuestro cuerpo, y permanecer allí durante un breve 
período de tiempo", dice el Dr. Rezvan Ameli, psicólogo de los NIH especializado en la 
práctica mindfulness. 

"Estudios recientes muestran que incluso períodos breves de atención consciente pueden 
tener un impacto positivo en la salud y el bienestar".



Otros estudios financiados por los NIH mostraron que la meditación mindfulness puede 
reducir el estrés, alterar la estructura y la función del cerebro y tener un efecto positivo en 
el sistema inmunitario.

"Mindfulness es una herramienta simple y efectiva que cualquiera puede usar para reducir el
 estrés", dice Ameli. Si bien el concepto es simple, estar más consciente requiere 
compromiso y práctica. 

Puede aprender más sobre la meditación mindfulness en centros locales que dicten clases 
de yoga o meditación, programas de reducción del estrés basados en la técnica mindfulness
 o en libros.



Si se siente agobiado por el estrés, hable con un profesional de la salud física o un experto 
en salud mental. Los medicamentos u otras terapias podrían ayudarle a sobrellevarlo. 

En el largo plazo, reducir el estrés podría ayudarle a aminorar la marcha y disfrutar su 
tiempo con las personas y las actividades que realmente le importan.





Fuente:
National Institutes of Health ( https://salud.nih.gov )


Comentarios

Publicaciones mas Vistas

Trastorno Bipolar Cambios Bruscos en su Estado de Ánimo

Una Aspirina al Día para las Personas Mayores No Prolonga la Vida Sana

6 Estrategias para Mejorar su Salud Emocional

El Olor de la Enfermedad

Aprenda a Respirar Aire Menos Contaminado

Trastorno de Ansiedad Social ; Más allá de la Simple Timidez

La vida Después de una Pérdida

Clases Grupales Reduce los Síntomas de Incontinencia Urinaria en Mujeres

Cuando Acumular es un Trastorno