Trastornos de Alimentación..Un Problema que va más allá de la Comida

 Trastornos de Alimentación..

Un Problema que va más allá de la Comida

Los trastornos de la alimentación 

son un problema que va más allá de la comida

¿Su deseo de comer, sea mucho o poco, está fuera de control?
¿Se preocupa demasiado por su apariencia física?

Si es así, puede tener un trastorno de la alimentación.



¿Qué son los trastornos de la alimentación?
Los trastornos de la alimentación, también conocidos 
como trastornos de la conducta alimentaria, son enfermedades graves
 que se caracterizan por trastornos importantes de las conductas 
de alimentación de una persona. 

Las obsesiones con la comida, el peso y la forma corporal 
pueden ser señales de un trastorno de la alimentación. 

Estos trastornos pueden afectar la salud física y mental y, 
en algunos casos, pueden ser potencialmente mortales. 

Sin embargo, los trastornos de la alimentación se pueden tratar. 
Aprender más sobre ellos puede ayudar a detectar las señales de aviso 
y buscar tratamiento temprano.

Recuerde: Las personas con trastornos de alimentación no eligieron vivir así. 
Son enfermedades médicas con una influencia biológica.



¿Quién está en riesgo de tener un trastorno de la alimentación?
Los trastornos de la alimentación pueden afectar a personas
 de todas las edades, orígenes raciales o étnicos, pesos corporales y sexos. 

Aunque los trastornos de la alimentación a menudo 
aparecen durante la adolescencia o la adultez temprana, 
también pueden surgir durante la niñez ,
o más adelante en la vida (de los 40 años en adelante).

Recuerde: Las personas con trastornos de la alimentación 
pueden parecer saludables y, sin embargo, estar extremadamente enfermas.

La causa exacta de los trastornos de la alimentación no se comprende completamente, 
pero las investigaciones sugieren que una combinación de factores genéticos, 
biológicos, conductuales, psicológicos y sociales puede aumentar 
el riesgo de tener este tipo de trastorno.

¿Cuáles son los tipos más comunes de trastornos de la alimentación?
Los trastornos de la alimentación más comunes incluyen la anorexia nerviosa, 
la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón. 

Si usted o alguien que conoce tiene los síntomas que se mencionan 
a continuación, podría ser una señal de un trastorno de la alimentación. 
Llame inmediatamente a un proveedor de atención médica para obtener ayuda.



¿Qué es la anorexia nerviosa?
Las personas con anorexia nerviosa evitan la comida, la restringen severamente
 o solo comen cantidades muy pequeñas de ciertos alimentos específicos. 
Incluso cuando estas personas están peligrosamente por debajo del peso normal, 
es posible que se vean con sobrepeso. 
También pueden pesarse a sí mismos una y otra vez. 

Hay dos subtipos de anorexia nerviosa: la restrictiva y la purgativa.

Restrictiva: Las personas con anorexia nerviosa restrictiva se imponen severas 
restricciones en la cantidad y el tipo de alimento que consumen.

Purgativa: Las personas con anorexia nerviosa purgativa también se imponen
severas restricciones en la cantidad y el tipo de alimentos que consumen. 
Además, pueden presentar conductas de atracones y purgas 
(como vómitos, uso de laxantes y diuréticos, etc.).



Los síntomas incluyen:
Alimentación extremadamente restringida o ejercicio intensivo y excesivo
Delgadez extrema (emaciación)
Intentos constantes para adelgazar y resistencia a mantener 
un peso normal o saludable
Temor intenso de subir de peso
Imagen corporal distorsionada, una autoestima sumamente influenciada
 por las percepciones del peso y la forma del cuerpo, o rechazo a aceptar 
lo grave que es tener un bajo peso corporal

Con el tiempo, estos síntomas también se pueden presentar:
Pérdida de masa ósea (osteopenia u osteoporosis)
Anemia leve y desgaste y debilidad muscular
Cabello y uñas quebradizos
Piel seca y amarillenta
Crecimiento de vello fino en todo el cuerpo (lanugo)
Estreñimiento grave
Presión arterial baja, respiración y pulso lentos
Daño en la estructura y el funcionamiento del corazón
Disminución de la temperatura corporal interna, lo que hace que la persona
 sienta frío todo el tiempo
Letargo, lentitud o cansancio constante
Infertilidad
Daño cerebral
Disfunción multiorgánica 
(alteraciones graves en la función de dos o más órganos)



La anorexia puede ser mortal.
La anorexia nerviosa tiene la mayor tasa de mortalidad (de muerte) 
que cualquier otro trastorno mental. 
Las personas con anorexia pueden morir a causa de problemas médicos
 y complicaciones asociados con la inanición (hambre). 
En comparación, las personas con otros trastornos de la alimentación
 mueren por suicidio.

¿Qué es la bulimia nerviosa?
Las personas con bulimia nerviosa tienen episodios recurrentes
 en los que comen cantidades inusualmente grandes de comida. 
Suelen sentir una pérdida de control sobre estos episodios de atracones. 
A estos atracones les siguen comportamientos para compensar 
por el exceso de comida, como vómitos forzados, 
uso exagerado de laxantes o diuréticos, ayunos, ejercicio excesivo, 
o una combinación de estos. 
A diferencia de las personas con anorexia nerviosa, 
las personas con bulimia nerviosa 
pueden mantener un peso saludable o tener exceso de peso.



Los síntomas incluyen:
Dolor e inflamación crónica de la garganta
Inflamación de las glándulas salivales en la zona del cuello y la mandíbula
Esmalte dental desgastado y mayor sensibilidad y caries en los dientes 
(como resultado de la exposición al ácido del estómago)
Reflujo ácido y otros problemas gastrointestinales
Malestar e irritación intestinal debido al uso inadecuado de laxantes
Deshidratación grave por las purgas
Desequilibrio de los electrolitos 
(con niveles demasiado bajos o demasiado altos de sodio, 
calcio, potasio y otros minerales) 
lo que pueden llevar a un accidente cerebrovascular o ataque al corazón.

¿Qué es el trastorno por atracón?
Las personas con el trastorno por atracón pierden el control 
sobre lo que comen. 
A diferencia de la bulimia nerviosa, a los episodios de atracones
 no les siguen purgas, exceso de ejercicio o ayunos. 
Por esta razón, las personas con el trastorno por atracón a menudo 
tienen exceso de peso o son obesos.

Los síntomas incluyen:
Consumir cantidades inusualmente grandes de alimentos en un período
 específico de tiempo, como un período de 2 horas
Comer rápido durante los episodios de atracones
Comer incluso cuando está lleno o no tiene hambre
Comer hasta estar tan lleno que se siente incómodo
Comer solo o en secreto para evitar sentirse avergonzado
Tener sentimientos de angustia, vergüenza o culpa por comer
Hacer dietas frecuentemente, posiblemente sin perder peso



¿Cómo se tratan los trastornos de la alimentación?
Es importante obtener tratamiento temprano para los trastornos de la alimentación. 
Las personas con estos trastornos tienen un mayor riesgo de suicidio
 y complicaciones médicas. 
Algunas personas con trastornos de la alimentación también pueden tener 
otros trastornos mentales (como depresión o ansiedad) 
o problemas con el abuso de sustancias.

Los planes de tratamiento para los trastornos de la alimentación 
incluyen la psicoterapia, la atención médica y su seguimiento, 
asesoramiento nutricional, medicamentos, o una combinación 
de estas formas de tratamiento. 

Los objetivos típicos del tratamiento incluyen restaurar una nutrición adecuada, 
logar un peso saludable, reducir el ejercicio excesivo y detener las conductas 
como la de tener atracones y purgas. 
Es posible lograr una recuperación completa.

Fuente de Información:
National Institute of Mental Health
https://www.nimh.nih.gov

Comentarios

Publicaciones mas Vistas

Gana Dinero con esta Aplicación en Segundo Plano en tú PC y Dispositivo Android ( Con Prueba de Pago)

La criptomoneda de mas rápido crecimiento en el mundo

Publicador Automático para Redes Sociales

6 Estrategias para Mejorar su Salud Emocional

Trastorno Bipolar Cambios Bruscos en su Estado de Ánimo

Tus Relojes Corporales

Una Aspirina al Día para las Personas Mayores No Prolonga la Vida Sana

Curso Básico de Medicina Preventiva sobre el Coronavirus

Un estudio relaciona el consumo frecuente de carne roja con altos niveles de sustancias químicas asociadas con enfermedades del corazón

Vendajes Inteligentes